10 CONSEJOS PARA APRENDER A MONTAR SIN SER UN CHAVAL.

¿Quién ha dicho que a partir de cierta edad no se puede practicar deporte o disfrutar de la vida?, ¿por qué el simple hecho de ser mayor implica llevar una vida sedentaria?. A menudo nos encasillamos en ciertos estereotipos con arreglo a nuestra edad, siendo un limitante para disfrutar de una etapa en donde lo más valioso es el tiempo y la libertad de que uno dispone.

“Nuestros hijos ya han volado de casa”, “la dichosa hipoteca ya se ha pagado”, “por fin me han jubilado”. Estos son los argumentos de mucha gente entrada en años que solicitan mis servicios para hacer realidad un sueño: montar a caballo.

1- NO HAY EVIDENCIA CIENTÍFICA- ¿Dónde está la evidencia científica que diga que no se puede practicar deporte a partir de cierta edad?. Determinados planteamientos de esta sociedad nos limitan y nos coartan. Ser mayor no equivale a quedarse parado. Ser mayor no equivale a ser inservible. Ser mayor no equivale a quedarte al margen. O al menos ningún estudio lo confirma.

2-EJEMPLOS DE SUPERACIÓN- Con seguridad que conoces a otras personas en tu edad que también practican la equitación. Pero además busca ejemplos en ti mismo. En otros momentos de tu vida el esfuerzo y el querer hacer algo -la ilusión- han podido más que nada. ¿Y ahora debe ser diferente?

3- CAPACIDAD DE APRENDIZAJE- La práctica de cualquier actividad y más al aire libre, permite el estímulo del cerebro y su rejuvenecimiento. A este Proceso los especialistas lo denominan neurogénesis. El cerebro debe ser entrenado constantemente como si fuera un músculo más. Además, va a mejorar nuestras cualidades físicas.

4- PACIENCIA- Evidentemente, a partir de cierta edad, las cosas no se aprenden con la misma rapidez. Pero si de algo debe presumir una persona madura es de disponer de mucho tiempo. El aprendizaje es posible, pero a otro ritmo, sin prisas, a nuestra marcha. Seamos conscientes de que pueden surgir ciertas adversidades y no tiremos la toalla a la primera.

5- TRANQUILO, TENEMOS TIEMPO- Siempre has querido montar a caballo. Ha sido el sueño de tu vida. Pero nunca ha sido posible llevarlo a cabo. La hipoteca, los niños, el trabajo, las preocupaciones… no has encontrado el momento. Ahora, a cierta edad, ya se tiene independencia personal y económica. Ya no tenemos obligaciones. ¿A qué esperas?. Ahora tienes uno de los tesoros más preciados que te abre las puertas para casi todo: independencia. ¡Aprovéchala!

La Reina de Inglaterra, a sus 94 años, montando su poni preferido de 14 años; Balmoral Fern, de raza Fell.

6- BUSCA LOS MOTIVOS- Si no lo tienes claro, intenta convencerte con argumentos sólidos. Busca los “para qué” positivos. ¿Para qué quiero montar?, ¿Va a mejorar mi vida?, ¿Voy a obtener beneficios físicos?, ¿Voy a ser capaz de llenar mi tiempo libre?, ¿Voy a satisfacer mi plano personal?. Cuantos más “para qué” y más respuestas afirmativas obtengas a tus preguntas, mayor motivación para decidirte.

7- NO PIERDAS EL TIEMPO PENSANDO- No seas negativo. No inventes excusas. No pierdas el tiempo pensando en dificultades ni inconvenientes que no conducen a nada beneficioso. Si siempre buscásemos la parte negativa de todo, al final no afrontaríamos nada. Infórmate de un centro ecuestre cualificado y no tardes en visitarlo.

8- LA EXPERIENCIA ES UN GRADO- De acuerdo, quizá no tengas unas grandes cualidades físicas. Pero dispones de un gran tesoro que puedes explotarlo, la experiencia. Seguro que a lo largo de tu vida has tenido vivencias en otros deportes, donde el equilibrio y ciertas dosis de riesgo se veían implicados. Aprovecha ésas experiencias e intenta aplicarlas a tu nueva aventura, seguro que te compensarán otras cualidades que puedes tener a favor.

El famoso jinete de salto español, Fernando Martínez de Albornoz «Pichi», con 90 años, recientemente retirado de las competiciones oficiales.

9- BUSQUEMOS EJEMPLOS A SEGUIR- Constantemente en mi entorno observo gente jubilada que practica deporte, los veo en el gimnasio y en el parque. Practicando bicicleta, patines, corriendo…e incluso los tengo como alumnos. Ellos son los verdaderos ejemplos a seguir.

10- QUE TE GUÍE LA PERSONA ADECUADA- Si somos conscientes que aprender siendo maduros no es lo mismo que de niño, el aprendizaje debe ser especial y, a poder ser, personalizado.
Un profesional de la enseñanza ecuestre que nos tutele sin prisas y sin presiones, con paciencia. Que tenga la capacidad de repetir lo mismo las veces necesarias y que siempre muestre una expresión amable en su cara y buenas maneras es lo que necesitamos. Nuestra condición física no es la misma que cuando éramos jóvenes y nuestro profesor debe ser consciente de ello.

Copyright 2018 vcadiestramiento.com- Vicente Castillo | Todos los datos reservados.

By | 2020-07-21T12:36:29+01:00 julio 21st, 2020|10 cosas que...|0 Comments

Leave A Comment