YABUSAME: ARTE MARCIAL JAPONÉS A CABALLO. 

Japón, el país de las artes marciales, donde la habilidad en la lucha cuerpo a cuerpo, los samuráis, ninjas y otros guerreros que lindan entre lo real y lo fantástico han dado pie a hechos insólitos y a describir la historia de un país en el marco de una guerra continua. De entre todas las disciplinas de lucha, sin duda, existe una curiosa y que tiene al caballo como compañero y protagonista, se trata del Yabusame. Consiste en disparar a tres dianas mediante arco y flechas a galope tendido. Mezcla de estrategia militar, destreza ecuestre y guerrera, pero sobre todo arranca en una profunda ceremonia religiosa, con un alto componente simbólico. Originalmente, estos arqueros eran soldados de infantería. En la Alta edad media, en torno al período Kamakura, hubo una preocupación por la falta de puntería de los arqueros y decidieron convocar una especie de juegos, que los mantuviera en forma. Perfeccionaron su técnica y lograron ganar en velocidad gracias al caballo, convirtiéndose en una fuerza de élite, en un grupo muy selecto de samuráis a las órdenes del shogun o señor feudal.  
El arquero yabusame ataviado con la antigua vestimenta de los cazadores, en una auténtica ceremonia ritual del legendario Cipango, debe recorrer una pista estipulada en 255 metros a galopes de vértigo, puede suceder en menos de 20 segundos, con las manos ocupadas en el arco y la flecha de punta roma y lanzando tres dardos a otras tantas dianas al grito nipón de “¡oscuridad y luz!”. El arco, de gran tamaño y originariamente asimétrico, representa la autoridad y el poder. La punta redondeada de la flecha es llamada kabura y representa al sol, las plumas de ganso salvaje que calibran la saeta, a la tierra y acertar al blanco, la conjunción entre el cielo y la tierra, una clara alusión cosmogónica en torno a los interrogantes del universo, tan antiguos como la propia humanidad. La eterna duda de cómo surgió todo.
Es, sin duda, una técnica muy compleja, de auténticos especialistas. Se dice que no la dominan debidamente más de treinta guerreros. Excepcionalmente, se encuentra un europeo como maestro; Tim Ferriss. Multimillonario, autor de excelentes libros superventas (“La semana laboral de cuatro horas”, entre otros), algún estrambótico récord Guinness y orador motivacional.
Si deseas contemplar el arte del Yabusame, no tienes más que visitar el templo de Hachiman- en el distrito de Kamakura- el 16 de septiembre, en su celebración anual,  o bien contemplar el vídeo que se incluye aquí

By | 2017-10-17T06:53:30+00:00 octubre 17th, 2017|¿Sabías qué?|0 Comments

Leave A Comment