PLATERO Y YO, ELEGÍA ANDALUZA, POR JUAN RAMÓN JIMÉNEZ.

 

 

“Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro”.

De esta manera comienza una de las poesías en prosa más conocidas de la literatura española, quizá después de Don Quijote de la Mancha. Dos puntos llaman la atención, lo insólito de que un libro sea dedicado y tome todo el protagonismo un burro, por el otro la exquisita sensibilidad y respeto que muestra hacia la vida, seguro que inusual en los comienzos del siglo XX.

El autor, Juan Ramón Jiménez, nace dos días antes de Navidad en Moguer, en 1882, un municipio onubense de las que 3600 hectáreas pertenecen al Parque Nacional y Natural de Doñana. Tierra de marineros y de grandes sagas de descubridores.

Hijo de un comerciante de vinos procedente de la rica tierra de La Rioja. De joven intenta ser pintor en Sevilla, pero la presión paterna lo lleva a estudiar derecho sin éxito. La muerte del progenitor y la ruina familiar, llega a ver embargada la vivienda por deudas, lo abocan en su oscura personalidad de tipo depresivo y neurótico, necesitando períodos de internamiento psiquiátrico en diferentes momentos de su vida. No sólo era una enfermedad sino también una aptitud en la época, sobre todo entre los escritores; la melancolía, la enfermedad del querer vivir y querer actuar…

 

En 1916 se casa con la que será el amor de su vida, Zenobia Camprubí Aymar. Junto a ella traduce hasta 22 obras del premio Nobel indio Rabindranath Tagore. Con la Guerra Civil española, ambos imparten clases como profesores de universidad o viajan como conferenciantes por toda Sudamérica, Uruguay, Argentina, Miami y Puerto Rico.

En 1956, la Academia Sueca le concede el Nobel de literatura al conjunto de su obra y en concreto por “Platero y yo”, tres días más tarde, su esposa fallece de un cáncer que lo vuelve a sumir en una depresión que acabará con él el 29 de mayo de 1958.

“Platero y yo” es una especie de diario de un borrico que tiene una vida ociosa, que pasa las jornadas paciendo en el campo, ausente de trabajo, me atrevería a decir que a diferencia del resto de burros, allá por el 1914 en que aparece la primera edición. En 1917 aparece una segunda ampliada e impresa en Editorial Calleja, especializada en cuentos e historietas, de aquí el dicho coloquial de… “tienes más cuento que Calleja”.

 

 

Una obra donde se mezcla la ternura, la sensibilidad, la inocencia, la niñez que cada uno lleva dentro de sí, apta para todos los públicos. Abundan los andalucismos, las palabras inventadas y las metáforas. Ahora puedes disfrutar de ella descargándola un poco más abajo.

DESCARGAPLATERO Y YO”.

By | 2017-12-10T19:04:26+00:00 noviembre 30th, 2017|¡Pasen y lean!, Libros de lectura, Sin categoría|0 Comments

Leave A Comment