LOS NUEVE PRINCIPIOS ÉTICOS DEL AMIGO DEL CABALLO.

 

Afortunadamente, cada vez se reclama un mayor respeto hacia el caballo y a todo aquello que le rodea. Existe una reglamentación bastante eficaz para proteger a estos animales en las competiciones, que es el aspecto público de la equitación. Pero siempre queda el lado más privado u oculto, el trabajo a diario en instalaciones de gente con pocos escrúpulos, donde uno se ampara en la protección de miradas curiosas, lugares poco transparentes en donde se desconoce qué se hace y qué métodos se emplean. Evidentemente, en estos casos, las legislaciones no sirven tanto como nuestra formación personal. Por eso es esencial poseer unas reglas y unas prácticas morales que regulen la conducta, el convencimiento y el compromiso particular de querer hacer bien las cosas, con honradez, respeto, paciencia y sin prisas. Entender, profundizar y procesar la deontología en todo lo relativo a la ética del mundo del caballo.

   La Federación Ecuestre Alemana publicó en el 1994 los “Principios éticos del amigo del caballo”, en un libro que titularíamos en España con el demoledor título “Doma moderna, el juego de la masacre”, del Doctor Gerd Heuschmann, un veterinario alemán muy crítico con determinadas prácticas empleadas en equitación y hoy en día considerado el adalid de esta lucha en defensa de los derechos del caballo deportivo. En Alemania esta obra causó sensación, vendiéndose en 10 años más de 100.000 ejemplares y con numerosas ediciones. Aquí exponemos una síntesis, con el único propósito de que nos haga meditar y reflexionar ante las verdaderas necesidades de nuestros queridos amigos los caballos..

1-Sea quien sea la persona que trate con caballos, asume la responsabilidad sobre un ser vivo que le brinda su confianza.

¿Realmente no hay otra alternativa menos cruel?

2-El manejo del caballo debe adaptarse a sus necesidades naturales.

3-Debe concederse la máxima importancia a la salud física y psíquica del caballo, independientemente del uso que se haga del mismo.

4-El hombre debe cuidar a todos lo caballos por igual, independientemente de su raza, edad, sexo, así como de su utilización para la cría, el ocio o el deporte.

5- Los conocimientos históricos del caballo y de sus necesidades, así como los relativos al trato con el animal son bienes históricos y culturales que deben preservarse y transmitirse a las generaciones venideras.

6- El trato con el caballo marca la personalidad precisamente de los jóvenes. Esto siempre debe tenerse en cuenta y fomentarse.

7- La persona que hace deporte junto al caballo, se somete a sí mismo y al caballo a un entrenamiento. El objetivo de todo entrenamiento es lograr la máxima armonía posible entre el hombre y el caballo.

8- La utilización del caballo en el deporte de competición, así como en el deporte de la equitación, del enganche o el volteo debe estar orientada a su predisposición y a su capacidad y disposición de rendimiento. Debe declinarse y castigarse la manipulación de la capacidad de rendimiento a través de medicamentos y de una actuación del hombre no acorde con la naturaleza del caballo.

9- La responsabilidad del hombre sobre el caballo que le brinda su confianza se extiende también hasta la muerte del mismo. El hombre siempre debe cumplir con esta responsabilidad en beneficio del caballo.

Copyright 2018 vcadiestramiento.com- Todos los datos reservados.

 

By | 2018-01-02T22:26:08+00:00 enero 2nd, 2018|Apuntes al entrenamiento|0 Comments

Leave A Comment