LA EQUITACIÓN Y LAS SEÑORAS.

Antes de montar, el maestro le dará a la señora una noción sumaria del exterior del caballo, limitándola a las partes más esenciales como el cuello, la cabeza y las espaldas.

Después enseñará a su discípula la manera de acercarse al caballo, sin sorprenderlo.

Se acercará a él por el lado izquierdo y a la altura de la espalda, evitando así los accidentes que podría resultar de las grupadas o de las coces.

La señora se presentará vestida con un traje llamado amazona cuya falda será más larga de la parte anterior. El cuerpo será alto y ceñido, dibujando el talle. La cabeza estará cubierta con un sombrero de copa alta, más bajo que el de los hombres y el pelo trenzado y bien sujeto para que no flote con los movimeintos del caballo. Este detalle es de sumo interés, porque la señora no puede dedicarse a arreglar su peinado sin abandonar las riendas, lo que es siempre peligroso.

Las señoras pueden montar a caballo de diferentes modos. Pueden servirse de unas gradas fijas, tales como las que hay en el bosque de Bolonia en París, o de una silla; pero es preferible que suba a caballo auxiliada por un hombre, que al facilitar la ascensión evite cualquier accidente.

“Manual práctico de equitación”

Ch. Lebrun-Renaud, 1900.

«La señora se presentará vestida con un traje llamado amazona cuya falda será más larga de la parte anterior…».

Copyright 2020- vcadiestramiento.com | Todos los datos reservados.

By | 2020-01-02T14:23:29+01:00 enero 1st, 2020|Pensamientos ecuestres|0 Comments

Leave A Comment