EL HERRAJE.

“Adelante, manos a la obra, pero en el último instante vio que le
faltaba un clavo a la herradura de un caballo del estado mayor, bien pudiera
suceder que la suerte de la guerra acabe dependiendo de ése caballo, de ésa
herradura y de ése clavo, es sabido que un caballo cojo no lleva recados, o, si los
lleva, se arriesga a dejarlos por el camino”.

 

Esta interesante y recomendable novela de Saramago, nos advierta acerca de la importancia del buen herraje. Realiza un símil con el “efecto mariposa”, aplicado en meteorología, donde el movimiento de una mariposa, puede ocasionar una catástrofe en la otra parte del planeta. Así pues, un solo clavo puede provocar la pérdida de la herradura y la imposibilidad de caminar. Respetemos los plazos de herraje entre 50-60 días.

José Saramago
La caverna (2001)

By | 2018-06-21T18:53:01+00:00 junio 21st, 2018|Pensamientos ecuestres|0 Comments

Leave A Comment