10 TRUCOS PARA MANTENER LA MOTIVACIÓN.

No es fácil mantener una motivación o incentivación clara, que nos estimule a trabajar día a día. La fatiga, la rutina, el mal tiempo o la decepción pueden hacer mella en la obtención de los proyectos planificados. Vamos a dar unas claves que quizá nos ayuden a encontrar el camino adecuado.

1- OBJETIVOS A NUESTRO ALCANCE- Es importante plantearnos objetivos si queremos superarnos, pero prestando atención a que sean metas alcanzables. Que los retos aumenten en dificultad de manera progresiva pero que puedan ser asumidos, nos animará a seguir. Por el contrario, no llegar a unos objetivos demasiado lejanos, nos llevará a la decepción y al abandono.

El salto necesita motivación y convencimiento.

2- EXAMÍNATE DE MANERA PERIÓDICA- Debemos comprobar nuestra evolución. Hay muchas maneras para examinarse. Grabarnos de vez en cuando en un vídeo donde podamos compararnos o competir teniendo en cuenta resultados anteriores puede ayudarnos.

3- BUSCA UN GRUPO QUE COMPARTA TU AFICIÓN- Una manera de mantener el interés es compartir tu actividad preferida con otras personas afines a ti. El hecho de quedar a una hora con un grupo homogéneo, nos obliga a cumplir y a entrenar. Nos supondrá menos pereza para madrugar o soportar los rigores climatológicos. Ante todo, huir de aquella gente que desanima y es de manera constante pesimista, tirando los sueños por tierra. Es lo que calificamos como personas ¨tóxicas”.

4- PLANIFICA ACTIVIDADES DE OCIO- No todo va a ser montar, podemos planificar actividades lúdicas como quedar a cenar con el grupo del picadero o pequeños picoteos. Nos permitirá sociabilizarnos y estrechar lazos.

5- BUSCA ALTERNATIVAS A LAS EXCUSAS- No busques excusas y si es así, halla las contraexcusas. Que hace calor…no importa, llevo agua. Que la clase de hoy será dura…mejor, así me pongo a prueba. Que el caballo es joven… da igual, así me concentro más. Siempre viendo la parte positiva, el aspecto motivante, el vaso medio lleno.

6- PRÉMIATE AL CONSEGUIR LAS METAS- Date un homenaje o un tiempo de reposo tras conseguir un objetivo, baja durante unos días la intensidad del entrenamiento. Es una manera de recompensarte e incentivarte. Un método excelente para insuflar energía y continuar el difícil camino.

7- NO SEAS DEMASIADO DURO CONTIGO MISMO- No siempre se cumplen las expectativas o el objetivo. Trabajo, enfermedades, lesiones o problemas familiares nos pueden distraer de nuestro rendimiento máximo. En este caso no seamos demasiado duros con nosotros mismos y pospongamos dicho objetivo a un plazo de tiempo que nos permita asumirlo.

8- EQUÍPATE BIEN- No se trata de escoger el material más caro sino el más adecuado, aquél que aporte un mayor rendimiento por su especifidad y diseño. Veamos las necesidades y busquemos el mejor producto relación precio-calidad.

9- COMPARTE LOS LOGROS-Haz partícipe a tus amigos y familiares de tus logros. Seguro que se alegran y te felicitan, contribuyendo a generar más motivación.

Algunas actividades en la equitación, necesitan una motivación extra.

10- COMPITE CONTIGO MISMO.- En una prueba podemos ambicionar el primer puesto, lo cual es legítimo, lógico y además es la razón última de los concursos. Es lo que podríamos denominar la competición en términos absolutos. Pero no olvidemos que existe otra lucha paralela; aquella que nos enfrenta a nosotros mismos. Aquella en la que podemos comparar medias o tiempos de otros momentos similares para encontrar la evolución real, esto es lo que verdaderamente nos puede interesar: nuestra propia competición.

By | 2017-10-16T20:27:44+00:00 octubre 16th, 2017|10 cosas que...|0 Comments

Leave A Comment